lunes, 21 de enero de 2019

Infancia Misionera 2019


Hola chic@s.
El próximo domingo 27 celebraremos la Infancia Misionera.
Este año el lema es: 

"Con Jesús, a Belén. ¡Qué buena noticia!"

Si cliqueáis en la imagen podréis acceder a los recursos para trabajar en clase.



domingo, 20 de enero de 2019

Evangelio del 3º domingo de enero de 2019


Hola chic@s.
Hoy Jesús nos recuerda que en toda buena fiesta no puede faltar la alegría, la amistad, el querer ayudarnos unos a otros como buenos hermanos.
Todo esto hace que un día normal se convierta en un día de fiesta. Pero… para que sea un éxito, Jesús nos pide que seamos “buena gente” y que ayudemos a los demás a ser también “buena gente”.
Tú debes ser la alegría que no puede faltar. Quizás conozcas algún lugar donde se haya acabado la alegría y haya problemas, miedos, preocupación…
Escuchemos o leamos al evangelista Mateo y llevemos nosotros la alegría.

Adaptación del evangelio de Juan 2, 1-11
Jesús, María y los discípulos estaban en una boda, en un pueblo que se llama Caná de Galilea.

En mitad del banquete María vio que se les había acabado el vino, y se lo dijo a Jesús. Él, al principio, le dijo que todavía no era momento de empezar a hacer milagros. Pero ella insistió.
Entonces Jesús mandó a unos criados llenar de agua unas grandes tinajas de barro. Y luego les pidió que se lo llevasen al encargado del banquete. Cuando lo hicieron, en lugar de agua, había vino. Y el encargado del banquete, sin saber nada de lo que había pasado, felicitó al novio por haber dejado el mejor vino para el final. Éste fue el primer signo de Jesús.




miércoles, 16 de enero de 2019

Canciones para trabajar la jornada de la paz.

Hola chic@s.
Pronto celebraremos la jornada de la paz y aquí os dejo algunos recursos que iremos trabajando en clase.





domingo, 13 de enero de 2019

Evangelio del 2º domingo de enero de 2019: El Bautismo.

Hola chic@s.
Hoy Jesús nos da la bienvenida a la fiesta del bautismo, una fiesta en donde la familia cristiana recibe, acoge y acompaña a todo aquel que desee tener un hogar donde nunca estarás solo, perdido, triste o con miedo. Es la familia de Jesús.
Escuchemos o leamos la buena noticia que el evangelista Mateo nos cuenta.
Mateo 2, 1-12
La gente seguía muy impresionada con Juan, y todavía pensaban si él sería el Mesías. Aunque Juan les había dicho: “Yo os bautizo con agua, pero el verdadero Mesías es mejor que yo. Y os bautizará con agua y fuego”.
Entonces, un día, entre los que esperaban para que Juan les bautizase, apareció Jesús. Y entró en el agua. Se bautizó. Y estaba rezando. En ese momento hubo un trueno, se vio al Espíritu Santo con forma de paloma, y todos oyeron una voz que decía: “Tú eres mi Hijo, el amado, a quien más quiero”.




martes, 8 de enero de 2019

Dos recursos para el aula

Hola chic@s.
Aquí os dejo un pequeño resumen con lo que hemos trabajado en clase sobre la Edad Moderna.
También os dejo un enlace con unas actividades muy interesantes para trabajar la velocidad lectora.





sábado, 5 de enero de 2019

Evangelio del 1º domingo de enero de 2019 - La Epifanía del Señor





Hola chic@s.
Hoy tenemos una gran noticia que anunciar: la Epifanía de nuestro amigo Jesús.
Epifanía significa “manifestación”, revelación, darse a conocer, y el evangelista Lucas nos narra cómo Jesús se da a conocer a los Reyes Magos de Oriente.
Los paganos le reciben mientras que su pueblo lo rechaza. Los Reyes paganos le traen oro (regalo digno de un rey), incienso (regalo digno de un Dios) y mirra (regalo que recuerda que es hombre y tendrá que morir pues la mirra es un material para untar y embalsamar a los difuntos) mientras el poder del pueblo, representado en Herodes, lo rechazan.
Jesús nace entre nosotros para traer la Buena Noticia de que el Reino de Dios es posible si todos leemos, cumplimos y vivimos la Palabra.
Leamos, cumplamos y vivamos la Palabra y seremos  "buena gente" que construye el Reino al estilo de Jesús de Nazaret.
Cliquea sobre la imagen de abajo y escuchemos el evangelio de hoy.

Lc 2, 16-21 (adaptación)
Ya hemos conocido a Herodes, ese rey poderoso, ambicioso y miedoso que vivía en Jerusalén. Pero no era el único hombre poderoso que había por allí. Unos sabios que venían de Oriente habían llegado también a Jerusalén, siguiendo una estrella. A estos hombres sabios también se les llamaba magos, porque su sabiduría dejaba admirados a la mayoría de las personas. Cuando vio su caravana, Herodes los invitó a cenar a su palacio. Y en la cena le contaron que estaban convencidos de que la estrella los iba a llevar hasta un rey de los judíos que había nacido. Claro, Herodes casi se desmaya de la rabia. Pero disimuló, para que lo ayudasen a descubrir dónde estaba ese otro rey, y les dijo que cuando se enterasen, lo avisaran, para ir él también a verlo. En realidad, lo que quería era acabar con él. Los sabios entonces siguieron su camino, sin sospechar sus malas intenciones.

Cuando llegaron a Belén, la estrella los guio hasta el establo. Allí acababa de nacer el niño Jesús, y en cuanto los magos lo vieron, se quedaron admirados. Se dieron cuenta de que en ese niño brillaba una luz distinta, que solo los más sabios podían ver. Por eso se arrodillaron y le ofrecieron tres regalos: el oro, digno de un rey; el incienso, digno de Dios; y la mirra, digna de un hombre. Porque todas esas cosas veían.
Más tarde, mientras dormían, el ángel de los sueños les contó que Herodes quería perseguir al niño, así que, en lugar de decirle que lo habían encontrado, se volvieron a su casa por otro camino.



domingo, 30 de diciembre de 2018

Evangelio del 5º domingo de diciembre de 2018



Hola chic@s.
Ya terminamos el año. Hoy es el último domingo de 2018 y el evangelista Lucas nos habla de la importancia de tener una familia donde nos sintamos queridos, protegidos y que nos enseñe a cómo vivir siendo "buena gente" al estilo de Jesús de Nazaret.
Cliquea sobre la imagen de abajo y escuchemos el evangelio de hoy.


Lucas 2,41-52
Un día Jesús les dio un susto enorme a sus padres. Resulta que todos los años iban por Pascua a Jerusalén, con muchos vecinos de Nazaret. Cuando ya estaban de vuelta, se pusieron a buscar a Jesús entre la gente, pero no aparecía por ningún sitio. Muy preocupados, volvieron a la ciudad. Tardaron un montón de tiempo en encontrarlo, hasta que lo descubrieron en el Templo. Estaba hablando de cosas de Dios con los maestros de la ley. María le riñó: Jesús, hijo, ¿tú sabes lo preocupados que estábamos?” Jesús le contestó: “¿No sabíais que yo tengo que estar en la casa de mi Padre?” María y José no entendieron bien de qué hablaba Jesús, y es que a veces decía cosas que eran difíciles de comprender. Después volvió con ellos a Nazaret, y les obedecía. María conservaba todo en su corazón. Y Jesús iba haciéndose cada año más alto y más sabio. Y la gente le respetaba.